Facebook Twitter Google +1     Admin

Sepultado el Héroe del Trabajo de la República de Cuba Tranquilino Jacinto Ríos González

20150119175806-tranquilino-rios.jpg

Por Ramón Avalos Rodríguez

 

     Tranquilino Jacinto Ríos González,  Héroe del Trabajo de la República de Cuba,  fue sepultado este lunes en horas de la tarde  en el poblado de Esperanza tras fallecer luego varios meses encamado.

     Más de la mitad de su vida la dedicó al  cultivo y corte de la caña de azúcar,   interviniendo en  49 zafras donde llegó a conocer cada secreto  de las plantaciones  y  tener a  la mocha como  su mejor amiga y confidente.

     En sus 77 años de vida recibió múltiples reconocimientos, entre los que se destaca el título de Héroe del Trabajo de la República de Cuba, recibido en el 2001 de manos de nuestro Comandante en jefe Fidel Castro Ruz.

      En 1938 nació en un lugar apartado de la localidad denominado San Manuel. Allí, en la escuelita primaria  La Rosita con su primera maestra Rovela cursó  hasta el sexto grado.

   Pero Tranquilino, como miles de niños campesinos durante el capitalismo, no podía pensar en llegar a ser médico o alcanzar otra profesión, más que la de  vivir de  lo poco que le aportaba la tierra.

    Tuvo sueños cuando joven. Practicó el béisbol con el equipo La Polar de la entonces fábrica de cigarros Trinidad y Hermanos. Lo hizo como receptor  y primera base.  Desde entonces nació su amor por este deporte.

   Le gustaba la música y hasta aprendió a tocar la marimbola, integrando un conjunto campesino con otros dos hermanos. Eso también le sirvió para atraer a todas las muchachitas de la zona, por que ahí donde usted lo vió era tremendo enamorado. Pero una lo envolvió de tal manera que no se pudo alejar más y con la cual tienen sus dos hijos Ariel y Telvia. Esa es Teresa,  quien le acompañó hasta la muerte

    Después del triunfo de la Revolución integró la brigada  Camilo Cienfuegos, al poco tiempo pasó a la  Batalla de Yagüajay en la que  desempeñó doble función: machetero y jefe del colectivo. Aquí permaneció hasta su  jubilación.

     Fue un miembro activo de la UBPC San Valentín que aporta su materia prima al central Ifraín Alfonso.

   Para conversar con Tranquilino tampoco era muy fácil, por ser gago de los buenos. Hasta su padre Jacinto le decía guapo gaguito y cuida a rede, que era uno de sus otros cinco hermanos y  el cual siempre le acompañaba.

   Vanguardia nacional por más de 15 años. Por estímulo viajó a la Ex – URSS en 1987  y  durante 1999 representó a Cuba en una competencia  del corte manual de la caña en Jamaica. En el 2001 recibió de manos de Fidel el título de Héroe del Trabajo de la República de Cuba

   Pero si Tranquilino se destacó como buen machetero, la admiración ganada está sustentada en su posición  revolucionaria, humildad,  el espíritu de lealtad y honestidad, atributos que lo han hecho merecedor de la admiración de todos.

    El bien llamado sinsonte de la mocha, dejo de respirar este lunes 19 de enero y  quienes lo conocieron y laboraron junto él lo calificaron como ejemplo de consagración, modestia, honestidad y entrega, razones por las que amigos, familiares, dirigentes del sindicato azucarero y la CTC  rinden el merecido tributo en estas  horas de dolor.

 

19/01/2015 17:58 Ramon Avalos Rodriguez Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris