Facebook Twitter Google +1     Admin

Uso de la vinaza: alternativa para crecer en las plantaciones cañeras

20150730151416-pict0017-enma.jpg

 

 

 Por Ramón Avalos Rodríguez

     La vinaza es un líquido residual de los procesos de destilación de alcohol con un alto contenido de potasio muy provechoso para las plantas, además del fósforo y el nitrógeno, y  que  actualmente se emplea en la irrigación de los sembradíos  cañeros en Villa Clara.

     Al decir de  la Doctora Emma Pineda, experta destacada de la Estación Territorial de Investigaciones de la Caña  de Azúcar (ETICA) de Ranchuelo, «a nivel mundial este es un residuo que todos los países que trabajan la caña de azúcar no lo desechan y en Cuba aún cuando  se utiliza  tiene muchas más potencialidades que explotar  para hacer un uso más adecuado del mismo»

     Dijo que «En esa perspectiva estamos trabajando en las destilerías Antonio Sánchez de la provincia de Cienfuegos y  Heriberto Duquesne de Remedios, donde  esta práctica  ha sido un éxito y la solución  a  una problemática relacionada con la contaminación  medioambiental dado a la no  utilización adecuada del mismo, por lo que  de conjunto con el CITMA, Recursos Hidráulicos, la INICA y AZCUBA se ha logrado  desde hace dos años un mejor uso del mismo».   

 «Los actuales resultados del fertirriego a partir de la vinaza avalan la acogida de los  productores al ver sus plantaciones  crecer ante el beneficio reportado  por dicho residual»

    De acuerdo al programa, otras destilerías del país  se verán favorecidas  con esta inversión como las  de Melanio Hernández de Sancti Spíritus y Antonio Guiteras de las Tunas, para luego extenderlo a  todo el territorio nacional, agregó la investigadora.

     Al comentar  sobre los resultados ante la aplicación de este residual, la doctora  Emma Pineda señaló que hasta la fecha con su puesta en práctica se han cosechado alrededor de 50 campos de caña beneficiados con el mismo y en todos los casos los rendimientos fueron superiores a los estimados.

   Es importante precisar que el uso de este residuo, altamente contaminante,  constituye una fuente importante para sustituir importaciones,  por cuyo concepto el país llega a ahorras en el entorno de 600 dólares  por tonelada de fertilizante dejado de comprar.

 

30/07/2015 15:13 Ramon Avalos Rodriguez Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris